En línea con el post anterior sigo con otros consejos para que puedas dormir mejor desde la psicología y la psiconeuroinmunología (pni). El confinamiento, las preocupaciones y muchos otros problemas emocionales o fisiológicos nos pueden afectar al inicio o mantenimiento del sueño. Vamos a seguir dando consejos generales para que puedas ir repasando qué aspectos puedes mejorar

Un sueño reparador depende de factores emocionales, fisiológicos y del entorno

Vamos a seguir viendo algunos de ellos:

  1. Mantener una habitación con temperatura adecuada, sin luz, sin ruidos. Puedes ponerte tapones de silicona o dejar tu móvil con ruido blanco que puedes encontrar en youtube, por ejemplo el sonido del secador, que amortigua otros ruidos.
  2. Si no puedes dormir acompañado no dudes en dormir en una cama solo. No quiere decir que quieras menos a tu pareja, se trata de intentar solucionar un grave problema de salud.
  3. Si puedes evitar trabajar a turnos sería un gran avance. Trabajar a turnos va en contra de los ritmos circadianos que el ser humano ha seguido durante mucho tiempo. Nos desregula hormonal y emocionalmente.
  4. Manejo de la preocupación/rumiación. Hay personas que no pueden dejar de pensar y más por la noche, no pueden inhibir pensamientos. Hay técnicas que te pueden ayudar si te ocurre este problema como escuchar un podcast, la radio flojita, leer, estas acciones interfieren en que tu cerebro esté pensando en problemas porque la atención no se divide fácilmente. Evidentemente si piensas en un problema que te tiene preocupada lo bueno sería dar soluciones!
  5. Toma 3 gramos de melatonina sobre las 22:00
  6. Mantén un intestino saludable evitando comida basura, dulces, procesados, exceso de medicamentos, modulando estrés, comiendo fibra y prebióticos, evitando comer constantemente, consume con alimentos no “productos”. La salud intestinal está relacionada con la salud emocional. Si el intestino está inflamado puede acabar afectando al correcto funcionamiento de neurotransmisores en el cerebro.
  7. Evita el alcohol porque primero te relaja pero luego puede interferir en el sueño.
  8. Evita acumular grasa de más, sobre todo la grasa abdominal. Este tipo de grasa produce inflamación en tu organismo que acaba afectando a la barrera hematoencefálica y a la correcta producción-funcionamiento de neurotransmisores en el cerebro.
  9. Microbiota. Las bacterias que viven en nuestro intestino son muy importantes en muchos aspectos fisiológicos. Nosotros le damos un lugar agradable donde vivir y ellas nos proporcionan sustancias que ayudan al sistema inmune, sintetizan vitaminas, están involucradas en la producción de neurotransmisores, tapizan el intestino y lo protegen, etc. La comida basura, el estrés, el exceso de química, el exceso de medicamentos acaba afectándoles y destruyen este delicado ecosistema. Cuídalas con prebióticos, toma probióticos, fibra variada, haz ayunos guiados, cuida la calidad de lo que comes y ellas seguirán dándote todos sus aspectos positivos para tu salud.

Reconoces algunos de estos aspectos?

Si es así podemos ponernos manos a la obra para mejorar la calidad de nuestro sueño.

NO TE PIERDAS EL SIGUIENTE POST!!


¡No te pierdas este vídeo!


Últimos post publicados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de privacidad: