¿Qué quiero trasmitir cuando hablo de vida saludable? Desde la psicología y la psiconeuroinmunología (Pni) podría incluir algunos conceptos interesantes que en muchas ocasiones brillan por su ausencia en esta sociedad moderna y en nuestras propias vidas. Me voy a centrar en varios aspectos interesantes: limitar estrés, comer alimentos saludables, realizar ejercicio bien prescrito, ser capaces de gestionar emociones, ser capaces de expresar necesidades, aprender a relajarnos y tener nuestras válvulas de escape. Vamos a analizar una a una estas recomendaciones y me gustaría que chequearas si están presentes en tu vida.

1.Hoy empezamos por limitar estrés

Suena muy bien y hablamos mucho de limitar estrés, pero es, en muchas ocasiones, el problema más grave para tu salud porque no eres consciente de que lo estás padeciendo

Cuando te das cuenta que estás padeciendo estrés ha pasado mucho tiempo y te encuentras muy deteriorad@.

¿Cuales pueden ser las fuentes de estrés?

Muchísimas y pueden ser muy variadas. Tenemos mucha carga con hijos, extraescolares, trabajo, trabajo de casa, prisas, discusiones, problemas personales, problemas laborales, demasiado ejercicio, estresores de todas clases que el cuerpo no sabe catalogar, solo percibe ESTRÉS Y ESTRÉS. No todos padecemos los efectos secundarios de llevar una vida frenética, porque o bien tenemos capacidades emocionales y fisiológicas para afrontar estos retos o nuestra vida es ordenada y tranquila. Cuando lo padeces tu cuerpo vive en modo “alerta” y las consecuencias en tu organismo y en tu estado de ánimo son muy negativas cuando la fuente o fuentes de estrés están presentes mucho tiempo.

Consecuencias de padecer estrés:

Emocionales: estoy irritable y discuto con más frecuencia, no me concentro, no rindo, siento menos felicidad y más apatía, no me apetece hacer actividades, me aíslo, siento estado de ánimo deprimido. Fisiológicas: estoy cansado, me enfermo con más probabilidad, peor función del sistema inmune, peores digestiones, me faltan nutrientes, pierdo deseo sexual, me duele la cabeza, siento palpitaciones, sudo más, me duele el estómago, tengo diarreas, no duermo y no descanso ni me recupero al día siguiente, tengo migrañas, permeabilidad intestinal y alteración de la microbiota intestinal.

¿Te suenan estas consecuencias?

Si te ves reflejad@ tienes que poner freno a esta situación ya que el cuerpo se va “desgastando” y cada vez es menos capaz de afrontar el día a día. Cuanto más tiempo lo dejes más tiempo necesitarás en recuperarte. En consulta realizo con los pacientes análisis de los factores estresantes de sus vidas y pactamos soluciones para cada problema. Si no podemos “salir” o solucionar esa situación estresante doy herramientas  para que el paciente baje ansiedad como válvulas de escape, es decir, ejercicio, práctica de meditación, tener sus momentos para cuidarse y mimarse. También puedo reestructurar lo que piensa y siente acerca de ello y que asuma situación. Importantísimo recuperar sueño de calidad por lo que analizaremos factores que puedan ayudarle como higiene del sueño y suplementación. Especialmente ayudo también a la recuperación fisiológica con alimentación y suplementación. Además abordo todos los puntos que vamos a desarrollar en los siguientes posts.

Siguiente aspecto

En el siguiente post hablaré de alimentación saludable

Seguiremos con tips que te puedan ayudar en tu meta de conseguir mejor salud emocional.

Photo by KAL VISUALS on Unsplash


MIRA ESTE VÍDEO PARA RELAJARTE!!


Últimos post publicados:


2 respuestas

  1. Totalmente cierto!! Aunque parezca imposible ,después de más de una década de estrés extremo, con Eva he alcanzado el equilibrio, SALUD ,tanto física como emocional , y con todo ello la auténtica felicidad. Nuestro autocuidado es un gran acto de amor . Mil gracias Eva!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de privacidad: